Nada muere para nosotres, todo lo habitamos

Imaginen nuestros dolores y alegrías con una dirección, un sentido de movimiento, un sonido, una vibración que se expande debajo de nuestros pasos.

Imaginen que cada vez que nos encontramos, una línea se dibuja en el territorio, brillante, incandescente, diseñando un mapa imposible de invadir, colonizar, ni destruir.

Salieron a marchar esas conexiones que, con insistencia, construimos. Infinitas maneras de elegirnos en la historia de nuestra resistencia. Con el abrazo posible, la fuerza de la mirada cómplice y el tiempo caprichoso de un fuego encendido.

Nuestro afecto como flecha, como trazo subversivo, arrogante, en una realidad llena de atropellos y mezquindades.

Nada muere para nosotres, todo lo habitamos.

el abrazo a la 17 @marchadelagorracba

Imágenes de drone y video @eze.luque @latintacba 🔥 gracias!