Multitudinaria 8º Marcha de la Gorra

Somos muchos. No estamos todos. Pueden verse algunas gorras. Las remeras que parecen ser iguales llevan estampadas un nombre que hay que repetir a diario para que nadie se atreva a olvidarlos. También están en carteles, en pedazos de cartulina o algún cartón reciclado. Cualquier espacio en blanco es digno de ser llenado con un nombre. Los vamos a levantar alto para que todos los vean. Nombres que no son solo nombres, son pibes, son un barrio. Pero no queremos que nos sigan faltando nombres.

Si hay gorras, hay color en las calles.